misatridentinaportada

Comparación Misa Novus Ordo/Misa Tridentina

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.88 (4 Votes)

misatrid

Síntesis de las diferencias entre la Misa del Novus Ordo o de Pablo VI y la Misa según el Rito Extraordinario o Tridentina

1) El eje sobre el que gira la estructura de la Misa ya no se ubica en el sacrificio, sino en el banquete conmemorativo.

2) Se ha puesto en primer plano la presencia de Cristo en la Palabra y en su Pueblo, relegando a un segundo término la presencia de Cristo como sacerdote y víctima.

3) La dimensión eucarística (de acción de gracias), como consecuencia, adquiere así prioridad sobre la finalidad satisfactoria (propiciación).

4) Como hemos señalado más arriba, la influencia de un pretendido ecumenismo en la liturgia ha promovido alteraciones, supresiones, reducciones y cambios en el acento de algunas expresiones, de tal modo que parecen dirigidas a no herir las creencias protestantes.

Continue Reading

Print Email

Las Excelencias de la Misa Tridentina

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.61 (9 Votes)

misa-tridentina

Aunque tanto la Misa del Novus Ordo o de Pablo VI como la Misa según el Rito Extraordinario o Tridentina son perfectamente válidas, pues han sido aprobadas por la Iglesia, damos aquí algunas razones por las cuales preferimos la Misa según el Rito Extraordinario.

1. Por la expresión perfecta y sin defecto de la fe de la Iglesia en los Dogmas Eucarísticos: la  transustanciación, la Santa Misa como actualización del Santo Sacrificio en la Cruz de forma incruenta y la permanencia de la presencia real y sustancial de Jesús en la Eucaristía tras la Santa Misa.

2. Por la expresión, también perfecta y sin defecto de toda la fe de la Iglesia, compendiada en el Credo Niceno-Constantinopolitano.

3. Por la antigüedad de esta forma litúrgica originada en la Iglesia de Roma junto a la tumba de los apóstoles Pedro y Pablo, desde los primeros siglos del cristianismo.

4. Por el sentido profundo de adoración que expresan las ceremonias y las palabras  pronunciadas, así como su sentido de lo sacro que introduce en el Misterio Divino a los fieles por medio del silencio y el recogimiento.

5. Por el reposo, la belleza, el buen gusto, la piedad, la riqueza y solemnidad de los ritos y ceremonias, la profunda riqueza y precisión de las fórmulas de oración, la elevación y nobleza.

6. Por la regulación perfecta de las rúbricas, genuflexiones, besos al altar, bendiciones y movimientos del sacerdote, que impiden que la celebración sea dejada a la inventiva del sacerdote o de los fieles.

7. Por la perfecta expresión del sacerdocio católico, distinto en esencia y en grado del sacerdocio común de los fieles, que actúa in persona Christi y no como un mero representante cualificado de toda la Comunidad.

Print Email