Fachada-nueva-ala-izquierda.jpg
  • Home

Domingo de Resurrección (20 abril 2014)

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.25 (2 Votes)

resurrecciondelsenor C

El Domingo de Resurrección o Vigilia Pascual es el día en que incluso la iglesia más pobre se reviste de sus mejores ornamentos, es la cima del año litúrgico. Es el aniversario del triunfo de Cristo. Es la feliz conclusión del drama de la Pasión y la alegría inmensa que sigue al dolor. Y un dolor y gozo que se funden pues se refieren en la historia al acontecimiento más importante de la humanidad: la redención y liberación del pecado de la humanidad por el Hijo de Dios.

Nos dice San Pablo: "Aquel que ha resucitado a Jesucristo devolverá asimismo la vida a nuestros cuerpos mortales". No se puede comprender ni explicar la grandeza de las Pascuas cristianas sin evocar la Pascua Judía, que Israel festejaba, y que los judíos festejan todavía, como lo festejaron los hebreos hace tres mil años, la víspera de su partida de Egipto, por orden de Moisés. El mismo Jesús celebró la Pascua todos los años durante su vida terrena, según el ritual en vigor entre el pueblo de Dios, hasta el último año de su vida, en cuya Pascua tuvo efecto la cena y la institución de la Eucaristía.

Continue Reading

 Print  Email

La Semana Santa

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 4.50 (3 Votes)

Semana Santa (C) 

Ha terminado la Cuaresma, el tiempo de conversión interior y de penitencia. Ha llegado el momento de conmemorar la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

Después de la entrada triunfal en Jerusalén, ahora nos toca asistir a la institución de la Eucaristía, orar junto al Señor en el Huerto de los Olivos y acompañarle por el doloroso camino que termina en la Cruz.

Durante la Semana Santa, las narraciones de la pasión renuevan los acontecimientos de aquellos días. La Liturgia dedica especial atención a esta semana debido a la importancia que tiene para los cristianos el celebrar el misterio de la Redención de Cristo; quien por su infinita misericordia y amor al hombre, decide libremente tomar nuestro lugar y recibir el castigo merecido por nuestros pecados.

Continue Reading

 Print  Email

El poder del agua bendita

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (3 Votes)

Teresa of AvilaSanta Teresa de Ávila, doctora de la Iglesia, tenía una fe profunda en el poder del agua bendita. Ella personalmente la usaba para expulsar al demonio y repeler las tentaciones. “Sé por propia experiencia que no hay nada mejor que el agua bendita para expulsar al demonio de nuestro lado”. 

El agua bendita es uno de los sacramentales más importantes y usados dentro de la Iglesia Católica.

Recordemos que los sacramentales se diferencian claramente de los sacramentos:

  • .    Los sacramentos producen efecto por su propia virtud (ex opere operato)… los sacramentales, sólo por la devoción del que los recibe (ex opere operantis).
  • .    Los sacramentos contienen y confieren la gracia habitual santificante… los sacramentales nos alcanzan tan sólo gracias actuales.
  • .    Sólo Cristo puede instituir e instituyó de hecho los sacramentos… los sacramentales, en cambio, han sido instituidos por la Iglesia.
  • .    Los sacramentos son necesarios para la salvación… los sacramentales, no.

Continue Reading

 Print  Email

Película: El Hijo de Dios

1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 1.00 (1 Vote)
Título Original: Son of God
Año: 2014
Duración: 138 min
País: Estados Unidos
Guión: Richard Bedser, Christopher Spencer, Colin Swash, Nic Young
Música: Lorne Balfe y Rob Goldie
Calificación Artística: 3
Calificación Moral : Mayores de 18 años con sentido crítico.

La película “Son of God”  ha recibido una publicidad inusitada en los medios de comunicación y a nuestro juicio se ha sobrevalorado en todos los aspectos, pues en realidad lo que nos muestra es una interpretación arreglada e incluso falsificada del Evangelio. Se dice que se han escogido distintos pasajes de los Evangelios  que mostrarían a un Jesús cercano y atractivo para los no creyentes con perspectivas nuevas e incluso inquietantes para los cristianos. Pero lo que han conseguido es presentar a un Cristo edulcorado, de buenas maneras, siempre sonriente;  alejándonos así del verdadero Señor de aspecto fuerte, mayestático y atrayente.

Los productores han intentado acercar al Hijo de Dios al mundo presentándolo como Alguien que venía a cambiar este eón  principalmente por su presencia agradable,  acogedora, por sus palabras y hechos,  que se resumen en decirle a la gente  qué deben pensar y a sentirse bien sobre sí mismos, no inquietarse;  para lo cual hace algunos milagros.

Continue Reading

 Print  Email